EL BALANCE PERFECTO

Imagina a una pareja bailando en total balance, armonía y sincronicidad. Sus movimientos parecen tan fáciles y armónicos, que nos sorprendemos al obsérvalos y lo único que podemos hacer es admirarnos de tanta perfección en una pieza de baile.

Esta perfección es posible gracias a la sincronía que existe entre las dos personas. Esa es la misma perfección que existe en tu vida, en tu mundo, ya que la sincronía se encuentra por doquier, es la base de nuestro Universo y la podemos apreciar en todo, desde lo que consideramos sencillo, hasta lo que imaginamos complejo.

La sincronía es la ley de atracción actuando, gerenciando las vibraciones emitidas por todos y suministrándole a cada uno de ellos las circunstancias perfectas para que reciban más de la vibración que están emitiendo.

Dentro de todo este proceso de perfección nos encontramos nosotros, viviendo, tomando experiencias y eligiendo nuestros deseos, de manera consciente o inconsciente.

Aportamos nuestra vibración al mundo, según pensamos, observamos, imaginamos o sintamos y la ley de atracción administrará todas nuestras frecuencias, para que la sincronicidad provoque los eventos a vivir en balance perfecto, en armonía con todo y todos.

En la vida no hay casualidades, coincidencias o accidentes. Solo hay perfección. Si la perfección que estás viviendo no es la que quieres vivir, solo tienes que cambiar tu vibración y la ley de atracción se encargará de darte una nueva perfección en tu vida.

Con Amor

Francisco Gimenez

Uniriqueza
CCCT,sector Yarey Mz ofc.MZ11A
Caracas-Venezuela
58-212-9591525
58-414-1402978

TU ESCALERA EMOCIONAL

A través de toda la información que hemos escuchado, observado, sentido, olfateado y saboreado a lo largo de toda nuestra vida, nuestro subconsciente a albergado cantidad de informaciones que hoy en día podríamos decir que son nuestras creencias más profundas y arraigadas. Estas creencias determinan perfectamente como nos sentimos nosotros con respecto al mundo en que vivimos y eso marca nuestro talante emocional en la escalera que conoces.

Por ejemplo: Si siempre has sentido que tienes que cuidarte porque a través de tus experiencias has visto o vivido la traición, el engaño, la inseguridad, etc. Lo más seguro es que tu talante emocional sea el miedo y aunque trabajes mucho para elevarlo, se te dificulta porque tus creencias arraigadas te ponen en el miedo.

Hay que entender que una creencia no es más que un pensamiento que se ha pensado muchas veces, también se ha experimentado y reafirmado. ¿Qué hacer? Es simple, toma un nuevo pensamiento que sea antónimo de la creencia que tienes y repítelo muchas veces. ¿Hasta cuándo? Hasta que todo haya cambiado.

Por ejemplo, yo repito mucho (varias veces al día, desde hace meses) “Avanzo por mi vida con facilidad, alegría, seguridad, salud, éxito y prosperidad”. Aquí estoy poniendo el antónimo de “Dificultad”, “Tristeza”, “Inseguridad”, “Enfermedad”, “Fracaso” y “Pobreza”.

¿Las cosas han cambiado? Un poco. ¿Ya esta afirmación es una creencia arraigada en mi? No lo creo, ¿Qué tengo que hacer? Seguirla repitiendo cada día varias veces. ¿En algún momento será una creencia arraigada en mí? Con toda seguridad. ¿Cómo saber que ya está arraigada? Cuando en mi vida todo sea fácil, la alegría este por doquier, me sienta totalmente seguro en cualquier circunstancia, cuando tenga un año que no me dé ni la más pequeña de las gripes, cuando todo lo que haga me salga bien y cuando la abundancia se manifieste sola por todas las esquinas de mi vida.

Y mi talante emocional será otro.

Con Amor

Francisco Gimenez

Uniriqueza
CCCT,sector Yarey Mz ofc.MZ11A
Caracas-Venezuela
58-212-9591525
58-414-1402978